Buscar este blog

sábado, 26 de agosto de 2017

Hernán Cortés en las puertas del Capitolio de Washington




Una estatuilla del conquistador extremeño Hernán Cortés, nacido en Medellín, ocupa un lugar privilegiado en las puertas de entrada al emblemático edificio que alberga las dos cámaras del Congreso de los Estados Unidos de América.


Estas puertas se denominan “Las puertas de Colón” pues está representada en ellas la vida de este gran navegante al servicio de la corona española. 

Fueron diseñadas por el escultor norteamericano Randolph Rogers en 1857 y modeladas en 1860 por Ferdinand von Miller en una de las fundiciones más importantes de la época, la Real Fundición Bávara en Múnich (Alemania).
Randolph Rogers
Randolph John Rogers nació en  Waterloo (Nueva York) en el año 1825 y murió en el año 1892 en Roma (Italia) país donde desarrolló la mayor parte de su carrera.

Su infancia transcurrió en Ann Arbor, Michigan y a los 18 años se trasladó a Nueva York donde pasaría los siguientes cinco años como dependiente en una tienda de comestibles. Durante este tiempo comenzó a modelar bustos de retratos y así impresionó de tal manera a sus jefes que, en 1848, ayudaron a financiar un viaje para que estudiara en Italia. Cursó estudios  en la prestigiosa academia de Lorenzo Bartolini en Florencia y después de tres años, fundó su propio estudio en Roma y comenzó a ejecutar piezas de estilo neoclásico con notable éxito.



Rogers regresó a los Estados Unidos en 1853, recibiendo varios encargos importantes, entre ellos las puertas de bronce que ilustran la vida de Colón del Capitolio.

En 1873, Rogers fue nombrado profesor de escultura en la Academia de San Lucas en Roma, el primer americano. En 1882, sufrió un derrame cerebral y nunca más fue capaz de volver a trabajar como escultor. En 1884, se le otorgó la orden de la Caviliere della Coronoa d'Italia, un título de caballero honorario otorgado en reconocimiento a sus servicios prestados a la República Italiana.

Randolph Rogers falleció en Roma el 15 de enero de 1892.



Estas puertas de bronce, miden unos 5 metros de alto y pesan más de 9 toneladas, sus dos hojas se dividen en cuatro paneles cada una, paneles que representan escenas de la vida de Colón y de sus viajes.




En uno de los paneles aparece Cristóbal Colón a lomos de una mula flanqueado por una estatuilla de Hernán Cortés, el conquistador de México nacido en Medellín y al otro lado por la señora Beatriz de Bobadilla, una dama castellana (marquesa de Moya) consejera y gran amiga de la reina Isabel la Católica.


En otros paneles también existen estatuillas de otros grandes conquistadores extremeños como Francisco Pizarro y Vasco Núñez de Balboa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario