Buscar este blog

miércoles, 30 de junio de 2021

AHUEHUETE



30 de junio de 1520. Los conquistadores españoles son expulsados por los mexicas de la ciudad de Tenochtitlan, llega la derrota conocida como “La Noche Triste”.

 


La Noche Triste es el nombre de la derrota sufrida por los soldados españoles de Hernán Cortés y sus aliados a manos del ejército mexica entre el 30 de junio y la noche del 1 de julio de 1520.






Salvado milagrosamente el lago y cortados de nuevo los puentes para impedir el paso a los perseguidores, Hernán Cortés decide retirarse dividiendo  su  tropa  en  tres  cuerpos;  confió a Sandoval  la vanguardia;  él  se  encargó   de  dirigir   el  centro,  donde   iban  los heridos,  los  prisioneros  y  la  artillería;  y dio  la  retaguardia  a  Alvarado  y  Velázquez   de  León.




Acometidos durante la noche, tuvo lugar una espantosa carnicería. Cortés se cobijó bajo las ramas de este árbol gigante y allí veló angustiado el resto de la noche.




Hay quienes dicen que incluso llegó a derramar aquí sus lágrimas al comprobar que en la huida habían perecido 2.000 tlaxcaltecas aliados, 200 españoles y la mitad de sus caballos, perdiéndose  casi  toda  la artillería y las  municiones.
.



Emprende por la mañana de nuevo la marcha en busca de aliados que le ayuden a acometer la reconquista; tropieza en su camino con un ejército de 40.000 guerreros mexicas que intentan atajarle el paso; embiste sobre ellos con sus 1.000 españoles desangrados y hambrientos y alcanza en pocas horas la gloriosa victoria de Otumba, el día 8 de Julio de 1520. 




El 10 de enero de 1980, el árbol fue incendiado en un acto vandálico que redujo a la mitad de su tamaño al viejísimo ejemplar de la especie ahuehuete mexicana que se encuentra en la Calzada México-Tacuba, en la Ciudad de México.


Winfield Scott

Como es sabido, profunda es la admiración que se siente en las academias militares de todo el mundo y en especial las norteamericanas hacia la figura de Hernán Cortés, prueba de ello es esta cita del escritor Juan Martínez Villergas en su libro de 1859 “La vida en un chaleco”:

El general americano Winfield Scott, cuando invadió la República mejicana, se mandó hacer un bastón de una rama de aquel árbol, bastón que, según dicen, conserva como una preciosa reliquia.




FUENTES:

El Mundo naval ilustrado. 15-1-1898.

Albúm Salón. Enero de 1900, artículo: Hernán Cortés quemando sus naves, de E. Rodríguez-Solís.

La vida en un chaleco, de Juan Martínez Villergas 1859.