martes, 21 de septiembre de 2021

DON BENITO 1892



A las 3 de la mañana  del 21 de septiembre de 1892, en la calle Arroyazo, nº 16 de Don Benito, vino al mundo Francisco José Mateo Valdés Nicolau, abogado y escritor dombenitense. 


Hijo de Manuel Valdés Quirós y Manuela Nicolau Solo de Zaldívar. Marido de Magdalena Gámir Prieto. Padre de Manuel Luís Valdés Gámir y hermano de Manuel Valdés Nicolau.




Marchó en 1910 a estudiar Derecho y Filosofía y Letras en Universidad Central de Madrid, coincidió en la Residencia Universitaria con el poeta español, ganador años más tarde del Premio Nobel de Literatura de 1956, Juan Ramón Jiménez con el que estableció una estrecha amistad.  Colaboró durante su estancia en Madrid en periódicos tan importantes como: ABC, Informaciones, El sol o El norte de Castilla.



En el año 1924, se publica su primer trabajo literario que se titula: “Cuatro estampas extremeñas con su marco” que ampliaría en 1932 bajo el título de “Ocho estampas extremeñas con su marco” y cuya tirada fue muy limitada. Hoy es muy difícil de encontrar este ya clásico de la literatura española, afortunadamente yo tengo uno de esos ejemplares, que guardo como oro en paño, me lo regaló mi querida amiga Pilar Ruano.




En el año 1929 fallece su padre, lo que le obliga a volver a Don Benito para hacerse cargo de los asuntos de la familia. Funda el periódico “La Semana” a la vez que trabaja impartiendo clases de Historia y Filosofía en el Colegio San José. En 1932 publicó “Resonancias”, una colección de diez ensayos.



Participa activamente en la política local siendo concejal en el ayuntamiento. Pero llega la terrible época de la Guerra Civil y debido a su privilegiada situación de gran hacendado, fue encarcelado por el bando republicano el 15 de agosto de 1936 y fusilado frente a la pared del cementerio la madrugada del 4 de septiembre de ese mismo año, tan solo tenía 43 años.


 
El sospechoso de su condena a muerte fue Antonio Villarroel, comisario de guerra y miembro del Partido Comunista, según figura en el Archivo Histórico Nacional. 




Personaje que recoge en su novela histórica “El depredador” José Luis Gutiérrez Casalá y que lo describe de esta manera:

“El alcantareño Antonio Villarroel Villarroel, se dedicó toda su vida a las juergas y al lenocinio, costeando todo a base de dinero robado, a su propia madre y a todos los vecinos de la localidad de Don Benito, donde fue también un asesino durante la guerra civil en España.


El protagonista de esta novela histórica, fue el precursor de Blesa, Rato, Gürtel, Urdangarín, Matas, Bárcenas, la familia Pujol, los ERE andaluces y de los muchos políticos que aprovechan su posición y situación.


Las vivencias y peripecias de Villarroel se desarrollan en la Segunda República y en la Guerra Civil. Como se puede adivinar en esta novela, la realidad supera a la ficción. En esas épocas también había corrupción. Igual que hoy. La historia se repite y no terminamos de enterarnos”.




La Biblioteca Municipal de Don Benito, un Centro de Educación Infantil y Primaria situado en la Av. de la Constitución, también el prestigioso Premio Nacional de Periodismo, así como una céntrica calle, llevan por nombre: FRANCISCO VALDES.



Obras:
  • Cuatro estampas extremeñas con su marco (1924).
  • Resonancias (1931).
  • Ocho estampas extremeñas con su marco (1932).
  • Letras. Notas de un lector (1933).
  • Cartas de amor de Francisco Valdés a Magdalena Gámir, 1932- 1934 (ed. Manuel Luis Valdés Gámir; 1997).

Fuentes consultadas:

  • Biblioteca Nacional de España.
  • "Artículos del literato extremeño Francisco Valdés en “Bética. Revista Ilustrada”", publicado en el número 11 de la Revista de Historia de las Vegas Altas (Junio 2018) Por Daniel Cortés González.
  • “Al margen de los libros” de Francisco Valdés. Edición de Daniel Cortés González.

6 comentarios:

  1. Mi abuelo siempre contaba que Antonio Villarroel siempre lo amedrentaba durante la guerra con una pistola encima de la mesa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por qué motivo, qué era tu abuelo? Un saludo Santiago y gracias por el aporte.

      Eliminar
  2. Yo también tengo uno! Regalo de familia Valdés. 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues guárdalo bien, merece la pena, es historia de nuestra ciudad. Un saludo y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Me ha gustado conocer la historia del hermano de mi abuelo Manuel. No conocía algunos detalles.

    ResponderEliminar
  4. Veremos lo que se tarda en quitar el nombre de Francisco Valdés de edificios y entes públicos, en nombre de la Memoria Histórica, ahora llamada Memoria Democrática. Lo veremos. Al tiempo.

    El Villarroel era todo un personaje. El testimonio del primer comentario es de lo menos que se puede contar de él.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar